Cuando hablamos de arte nos referimos a una labor que requiere mucha paciencia, creatividad y concentración. El término en sí, hace referencia a la manera de expresión en forma creativa que puede tener una persona, recreando de forma estética algún aspecto de su realidad e incluso una emoción, dando lugar a diseños maravillosos haciendo uso de las herramientas más adecuadas y cómodas para esa persona.

Existen muchas personas con enormes cualidades, entre las principales es la creatividad, y es esta la que lo hace perfecto para diseñar excelentes obras de arte, alcanzando gran fama con el tiempo, mientras que otras personas se encuentran ocultos en algún rincón de este mundo y cuentan con cualidades similares con mejores, escondiendo ese talento que permite manifestarse en forma de arte.

Es importante destacar que con la labor investigativa de muchas personas, y gracias al internet en estos días, se han dado a conocer el paradero de muchos artistas sobretodo callejeros que si bien esperemos que no sea un término descalificativo queremos decir que poseen un talento maravilloso.

La vida de un profesional no es sencilla, y mucho menos cuando posee un talento que ha sido descubierto por muchos, en ocasiones se deja llevar por su creatividad y manifiestan este arte con la intención de ofrecer un servicio para algunos, o simplemente ayudar o recrearse de alguna manera.

Cuando hablamos de anamorfosis consideramos este término como la deformación de algo que posteriormente es reversible, esto ocurre en una imagen gracias a un proceso óptico, o con ayuda matemática, se interpretan los dibujos que aparecen deformados desde un punto de vista, y posteriormente para verlos en su forma natural requieren ser observados desde el ángulo adecuado, eliminando así la deformación. Esto se usa en el arte para dar un efecto perspectivo, forzando a quien lo mira a ubicarse de tal manera que el objeto se observe de una forma inusual y admirable.

Anamorfosis data de años anteriores, así como un ejemplo de esto ubicado en épocas antiguas tenemos la cara de un niño dibujada por Leonardo da Vinci en el año de 1485.

Otro ejemplo de años anteriores se el artista Durero, Erhard Schön, se especializándose en cuadros con secretos, representaba su arte a través de la anamorfosis, ocultando imágenes entre sí. Es así como algunas de sus obras más conocidas fueron las llamadas Vexierbild y Was sihst du, denotando que en esta última se puede observar una pareja besándose, sin embargo, desde la perspectiva adecuada, se observa a la pareja haciendo algo más que solo un beso.

Para concluir la anamorfosis una técnica muy importante para dar un aspecto interesante a la pintura, cabe destacar que una de las obras antiguas más conocidas datan del año 1533 efectuada por  Hans Holbein  en el cuadro conocido como Los embajadores. Esta interesante obra da en primer plano, una figura extraña que generó dudas e intriga durante años a los estudiosos del cuadro, aunque ya se conoce que se trataba de un cráneo deformado por la técnica de anamorfosis.